datos

¿Quién toma y vende sus datos personales? Los legisladores del estado de Washington trabajan para que la gente tenga más voz

Crédito: CC0 Public Domain

Los legisladores de Washington están haciendo otro esfuerzo para aprobar las regulaciones de privacidad que rigen la recopilación y venta de información digital privada de las personas por parte de las empresas.

Una propuesta para implementar regulaciones de privacidad de datos al estilo europeo, con más derechos de los consumidores sobre la información personal recopilada, se separó el año pasado, en parte debido a preguntas sobre si ofrecía suficientes protecciones y cómo abordaba los programas de reconocimiento facial.

El senador Reuven Carlyle, demócrata por Seattle, está patrocinando una nueva versión de su ley de privacidad en Washington, conocida este año como Proyecto de Ley del Senado 6281. Recibirá una audiencia pública el miércoles en el Comité Senatorial de Medio Ambiente, Energía y Tecnología.

“Nunca ha sido más importante para los gobiernos estatales tomar medidas audaces y significativas en el ámbito de la privacidad de los datos del consumidor”, dijo Carlyle durante una conferencia de prensa el lunes.

La SB 6281 se aplicaría a las entidades que realizan negocios en Washington que controlan o procesan datos de al menos 100,000 consumidores. Las empresas que obtienen el 50% o más de sus ingresos brutos de la venta de datos personales y controlan o procesan información sobre 25.000 consumidores o más, también estarían sujetas a las regulaciones.

Esas empresas podrían abarcar desde gigantes como Facebook y Microsoft, hasta corredores de datos poco conocidos y también tiendas minoristas.

Si se les pregunta, esas empresas tendrían que decir si se están utilizando los datos de un solicitante y proporcionar esos datos. También tendrían que corregir los datos inexactos si se les solicita, y eliminar la información personal en algunas circunstancias, por ejemplo, si ya no fuera necesario.

Las personas no podrían entablar demandas contra las empresas por violar la legislación, pero la Oficina del Fiscal General del estado podría perseguir las violaciones en virtud de la Ley de Privacidad del Consumidor del estado.

El representante Zack Hudgins, demócrata de Tukwila, presidente del Comité de Innovación, Tecnología y Desarrollo Económico de la Cámara de Representantes, dijo que la nueva propuesta de Carlyle satisface algunas de las preocupaciones que tenía sobre el proyecto de ley del año pasado, pero se necesita más trabajo.

Mientras tanto, el senador Joe Nguyen, D-White Center, está patrocinando el proyecto de ley del Senado 6280 para proporcionar algunas regulaciones para los gobiernos estatales y locales que utilizan programas de reconocimiento facial.

Entre otras cosas, requiere que esos gobiernos publiquen informes de rendición de cuentas y realicen pruebas independientes de los programas de reconocimiento facial para asegurarse de que sean precisos, así como que proporcionen una notificación pública cuando estén en uso, según un análisis legislativo del proyecto de ley.

SB 6280 prohibiría el uso de tales programas para vigilancia continua, a menos que sea en apoyo de la aplicación de la ley bajo ciertas condiciones.

Las propuestas siguen siendo un asunto sin fundamento para la ACLU de Washington. En cuanto al reconocimiento facial, la ACLU de WA está defendiendo los proyectos de ley presentados el año pasado que pondrían una moratoria a la tecnología, como el Proyecto de Ley del Senado 5528.

Jen Lee de ACLU of WA dijo que las comunidades no han tenido la oportunidad de discutir todos los impactos y, “Solo estamos pidiendo una moratoria en lugar de lo que se está presentando”.

La organización se opone a la SB 6281 porque, entre otras cosas, no permite que las personas presenten demandas, dijo Lee.

Mientras tanto, la representante Norma Smith, republicana por Clinton, está patrocinando varios proyectos de ley que se centran en la recopilación de datos y la privacidad.

Incluyen el Proyecto de Ley de la Cámara 1503, que se estancó el año pasado. Requeriría que los corredores de datos se registren con el estado y revelen qué tipo de información están recopilando.

Otra de las propuestas de Smith es el Proyecto de Ley 2363 de la Cámara, que consagraría en la ley que cada persona posee y tiene derechos exclusivos sobre su propia información de identificación biométrica, como sus huellas dactilares y su rostro. Tendrá una audiencia pública el martes en el Comité de Innovación, Tecnología y Desarrollo Económico de la Cámara de Representantes.


Similar Posts

Leave a Reply